8 características esenciales de un e-commerce en 2017

Posted by Katty Dobre on 24 julio

El ecommerce no ha dejado de crecer desde el 2007, cuando empezó su despegue definitivo y hasta el día de hoy, cuando podemos hablar de una actividad comercial de unos 66 millones de euros diarios, lo que vienen a ser casi 46.000 euros por minuto.

La facturación del comercio electrónico en España ha aumentado en el cuarto trimestre de 2016 un 25,4% interanual hasta los 6.656 millones de euros, la facturación total del año 2016 alcanzando los 24.185 millones de euros, un 20,8% más que en el 2015, según  los últimos datos de comercio electrónico disponibles en el portal CNMCData.

Los sectores de actividad con mayores ingresos han sido las agencias de viajes y operadores turísticos, con el 10,7% de la facturación total; el transporte aéreo, con el 9,3% y las prendas de vestir, con el 7,2%.

Independientemente de si trabajas para un ecommerce de estos sectores con más ventas online en el 2016 o para otro ecommerce de un sector que está más bien irrumpiendo ahora mismo, como el de los servicios profesionales o la informática, tienes que tener claras las características esenciales de un e-commerce en 2017. ¡Si tu web falla en alguno de estos puntos, seguramente vendes menos que la competencia!


¿Qué ecommerce vende más en España?

Los cinco ecommerce con más beneficios en España en el 2016 han sido Amazon, El Corte Inglés, Zara, Vente-privee y Mediamarkt.

 

ecommerce-que-mas-venden-espana-2017.png

 

A nivel europeo, Amazon ha sido el principal player en todas las categorías de venta online (electrónica, entretenimiento, muebles y decoración, comida y cuidado personal), menos en la categoría de moda, donde el principal player ha sido Zalando.

 

e-commerce_exito_europa.jpg

¿Qué asegura el éxito de los e-commerce que más venden?

En un mundo cada día más tecnologizado se dan pasos lentos, pero seguros, hacia un entorno mcommerce. Según datos del Mobile Performance Barometer realizado por Zanox en 2016, en España el porcentaje de ingresos procedentes de dispositivos móviles en el primer semestre del 2016 fue más del 15% del total.

A la hora de generar ingresos, los usuarios siguen prefiriendo dispositivos con una pantalla grande para realizar transacciones, pero está claro que hay cada día más gente comprando a través del móvil y de la tablet y por eso hay que asegurarse de que todos los siguientes aspectos se cumplen independientemente del tipo de dispositivo del que accede el usuario.  

 

1. Sencillez

Las tiendas online deben tener un estilo sencillo, ya que la sencillez es lo que mejora la usabilidad de la web y, por ende, la experiencia del usuario. La fotografía de producto es lo que debe reinar y todo los demás tiene que ser lo más sencillo posible, un diseño que favorece la navegación por todas las páginas de la web y es atractivo, un menú principal sencillo que destaque lo más importante de la web, las categorías principales de productos, y poco más.

 

2. Rapidez

Mejorar la velocidad de carga de tu ecommerce es uno de los puntos clave en cualquier estrategia SEO. Cuanto menos tiempo tarde una página en cargarse completamente en el navegador, mejor para la experiencia del usuario y de los buscadores.

La velocidad de carga de una página web es un factor clave para el posicionamiento, ya que suele mejorar la indexabilidad, la tasa de rebote e incluso la conversión. Como los recursos de tiempo de los buscadores a la hora de indexar una web son limitados, cuanto menor sea el tiempo de carga, más páginas internas de nuestra web podrán ser rastreadas por los robots. El 57% de los usuarios abandona una web si tarda más de 3 segundos en cargar. La tienda online de Amazon, por ejemplo, aumenta sus ingresos un 1% por cada milisegundo de disminución del tiempo de carga.

 

amazon.png

 

Pasos para mejorar la velocidad de carga de un ecommerce

  • Elige un buen hosting. Una buena velocidad de carga en tus servidores asegura una mayor velocidad en la carga de tu ecommerce.
  • Deshabilita los plugins y los módulos innecesarios. Cualquier recurso que tengas instalado ocupa espacio en el servidor, por lo que quitar los que no uses hará que la velocidad de carga mejore de forma considerable.
  • Optimiza los archivos de tu web, sobre todo las imágenes de producto. Cada una de las imágenes debe tener varias versiones de distinto tamaño alojadas en el servidor para cada una de las páginas donde haga falta mostrarlas. En la página de producto, por ejemplo, las imágenes deben tener mayor resolución, pero en la página de categoría se pueden comprimir para que no tarde tanto en cargar al disponer de un número mayor de imágenes.
  • Gestiona la memoria caché de forma que la carga de tus páginas sea más rápida. Ten cuidado con las páginas de checkout de tu tienda online, con el carrito y con la página de la cuenta del usuario, éstas hay que excluirlas del proceso de cacheado ya que en caso contrario puede haber errores a la hora de comprar en la tienda.
  • Habilita la compresión en tu servidor web. Independientemente del servidor que estés utilizando, podrás configurarlo para reducir el tiempo invertido en descargar los recursos necesarios para mostrar tu sitio web.

3. Proceso de compra fácil e intuitivo

Si quieres que la compra en tu web se realice de forma fácil, no le pongas al usuario trabas de información innecesarias. Incluye sólo la información que de verdad necesites de tus usuarios y pídesela en el momento adecuado. Lo más importante es que el usuario sepa en cualquier momento dónde está y por eso se lo puedes indicar a través de los breadcrumbs, que la mayoría de los ecommerce tienen implementados. De esta forma, un usuario va a saber cuántos pasos les quedan hasta finalizar el proceso de compra y qué tipo de información va a tener que meter en cada uno de ellos.

 

zalando-proceso-compra-1.png

 

4. Registro simple o ¿sin registro?

Aunque en este caso se trate más bien de una decisión de negocio, es un punto que tienes que pensar seriamente, valorando todos los aspectos positivos y negativos de obligar al usuario registrarse para poder comprar en tu tienda online. Es verdad que los datos que los usuarios introducen para registrase en la web sirven para construir una base de datos que puedes explotar para tus acciones de marketing (y no sólo eso), pero…¿por qué no pedirselos en un paso posterior a la compra, después de haber disfrutado de una experiencia positiva?. Por pedir datos que no son necesarias en el mismo momento, puede ser que pierdas una conversión.

 

zalando-proceso-compra-2.png

zalando-proceso-compra-3.png

 

5. ¿Paginación o infinite scroll?

Las formas más utilizadas de cargar más contenido en las páginas de productos de una ecommerce son la paginación y el scroll infinito, aunque sigue habiendo bastante tiendas online que siguen usando el botón de “cargar más”.

Cuando nos decantamos por la paginación, estamos dejando en la mano de los usuarios cuántos productos quieren ver y decidir si quieren ver más, haciendo otra acción (un click) que les lleve a la siguiente página.

El scroll infinito es una técnica que permite cargar y ver progresivamente más contenido en una página, a medida que se avanza con el scroll. Con el scroll infinito, conseguimos que el usuario vea el mayor número de productos posible. La diferencia entre una experiencia positiva y una negativa está, en este caso, en la velocidad con la que se cargan los productos, ya que se tendrían que cargar todos a la vez porque a nadie le gusta esperar. Normalmente, los contenidos se van almacenando en caché, antes de que el usuario llegue al final de la página, de esta forma se disminuye el tiempo de espera.

 

zara.png

La experiencia del usuario con nuestra página web puede llegar a ser una insatisfactoria si en una página de categoría, por ejemplo, después de haber hecho scroll por toda la página y ver todos los productos, el usuario quiere volver a ver un producto que estaba al principio de la página y para poder verlo tiene que volver a hacer scroll de nuevo de abajo para arriba. Para mejorar la experiencia de usuario podemos ofrecer la opción de volver al inicio a través de un simple botón.


6. Descripción amplia de los productos

Es verdad que lo más importante para un ecommerce son las imágenes de los productos, pero eso no quiere decir que la descripción de los mismos no puede ser importante de cara a los potenciales clientes, de hecho suele ser una de las cosas que los usuarios miran a la hora de tomar la decisión de compra.

En la web de Zara, por ejemplo, los productos suelen ser descritos en pocas líneas, información que muchos usuarios pueden considerar insuficiente para tomar la decisión de comprar el producto en cuestión.

zara_descripcion_producto.png

Si miramos la web de Zalando, vamos a ver que cada producto tiene una ficha amplia de información, incluso información más “técnica”.

zalando-descripcion-producto-1.pngzalando-descripcion-producto-2.png

zalando-descripcion-producto-3.png

zalando-descripcion-producto-4.png

Con toda esta información es difícil que una vez comprado el producto no te valga, de tal forma que invertir tiempo en escribir descripciones detalladas del producto puede servir para un menor porcentaje de devoluciones por no validez de talla.


7. Atención al cliente personalizada

Hoy en día los usuarios demandan información sobre los productos que vendes en tu web las 24 horas del día,  ya no basta con tener páginas con información sobre las opciones de pago, la entrega, las devoluciones… y si quieres ofrecer una buena atención al cliente, tienes que estar ahí para ellos, las 24 horas del día, a través de las redes sociales, del correo, incluso poniendo a disposición de los usuarios los chatbots.

Cada día más tiendas online incluyen en su página web un chat a través del que los usuarios se pueden comunicar para solucionar sus dudas. Es el caso de Zara o Amazon, por mencionar sólo un par de ellas.

 

zara_chat_atencion-cliente.png


Si Zara pone a disposición de los clientes un chat, Amazon va un paso más allá y da incluso la posibilidad de dejar tu número de teléfono para que te llamen en menos de un minuto.

 

amazon_atencion_cliente.png

Las redes sociales son, hoy en día, otra forma que los clientes tienen de ponerse en contacto contigo, ten cuidado con la forma de atenderles porque una simple respuesta puede hacer la diferencia entre fidelizar un cliente y conseguir hacerle irse para siempre.

 

zalando_atencion_cliente.png



8. La omnicanalidad, integración entre los diferentes canales de compra

El ROPO (Research Online, Purchase Offline) es una realidad ya, cada día más consumidores recurren a diferentes canales dentro del proceso de compra, iniciando la búsqueda de información en internet y cerrando la compra en un establecimiento físico (webrooming) o, al revés, acudiendo primero a una tienda física para ver el artículo deseado y finalizando la compra en la tienda online (showrooming) debido a las ventajas que ésta ofrece. Las empresas tienen que entender, por ende, que deben ofrecer una total integración entre los canales de venta, para que el consumidor pueda disfrutar de la compra independientemente de la forma que elige para hacerla. La omnicanalidad ya no es una opción, es una realidad que tienes que afrontar en un mundo en el que los consumidores se convierten en expertos a la hora de encontrar el producto al mejor precio.


El ecommerce se encuentra en plena efervescencia, creciendo a un ritmo imparable en todo el mundo y ésto no ha hecho nada más que empezar. Si tienes un negocio online no puedes permitirte analizar estas tendencias sin tomar las medidas adecuadas para tu tienda, tienes que estar atento y prepararte para todas las novedades que están por venir.

 

Vende más y mejor en línea

Topics: Estrategias Digitales, Ecommerce