¿Qué puede hacer FaceApp con tus datos?

30/07/2019 | Big Data & Analytics

En las últimas semanas, hemos visto cómo, una vez más, se ha desatado la locura en Internet que, ha llevado a la incertidumbre y, de nuevo, a la locura. Los newsfeed de nuestras aplicaciones, se han llenado de fotografías que nos mostraban, con bastante finura, cómo serán nuestros amigos y familiares cuando lleguen a ancianos.

En esta época en la que vivimos de inmediatez y acceso a toda la información, la curiosidad es demasiado poderosa, y nadie ha querido quedarse con las ganas de viajar en el tiempo para mirarse en el espejo. 

Hablamos de FaceApp, la aplicación rusa lanzada en 2017 con un filtro capaz de convertir nuestras fotografías en un retrato de nosotros mismos en versión anciana/o a cambio de nuestros datos. Y, con ello, la locura que os comentaba.

Desde que salió a la luz el escándalo de Cambridge Analytics, cualquier amenaza de arrebatarnos nuestra privacidad, genera el caos, pero realmente, es la incertidumbre lo que nos mueve: ¿para qué quiere una aplicación rusa nuestras fotos? ¿a qué datos puede acceder? ¿de qué le sirve esta información si yo no soy un personaje público o alguien de influencia? ¿corro algún tipo de peligro al utilizarla? ¿hay algún tipo de conspiración o quieren entrenar la inteligencia artificial con algún plan maligno?

Qué dice FaceApp sobre todo esto

FaceApp pertenece a la compañía rusa Wireless Lab, que, según ellos mismos indican, se creó como centro de exploración tecnológica. En el momento en el que se hizo viral, contaba con una política de privacidad actualizada, por última vez en enero de 2017, y con unas especificaciones muy básicas, a la par que ambiguas, sobre el uso de la información que recogía. 

Ante el revuelo generado e, imaginamos, inesperado para la empresa rusa, su CEO y fundador, Yaroslav Goncahrov se vio obligado a emitir un comunicado aclarando conceptos y respondiendo dudas.

En el mismo, indicaba que “FaceApp realiza la mayor parte del procesamiento de fotos en la nube” (AWS de Amazon y Google Cloud) ,que el usuario es libre de eliminar la fotografía cuando quiera y que ellos mantienen ese contenido durante un máximo de 48 horas. 

FaceApp

Qué quiere decir realmente FaceApp

No obstante, todas estas explicaciones, parecen no ser suficientes y, en cualquier caso, sigue quedando la duda, ¿para qué podrían utilizar nuestras fotos? Hablamos de más de 150 millones de imágenes en todo el mundo:

  • Para empezar, aunque la fotografía te pertenece, FaceApp se reserva el derecho de poder utilizar esta información con otros usos de tipo comercial. Es decir, puede utilizar tu fotografía para hacer publicidad, anuncios, campañas en televisión, prensa… si eres el escogido/a, podrías ver tu cara en cualquier soporte publicitario.
  • Además, en una política de privacidad algo ambigua, no especifica si únicamente coge la foto que subimos a la plataforma o si estamos dando acceso a toda la información que tenemos en nuestros dispositivos. Por no hablar, de todo lo que tenemos en la nube: fotografías íntimas, información personal, documentación de nuestros puestos de trabajo…
  • Toda esta información, puede ser de gran utilidad para hacernos publicidad segmentada: cuanto más sepan de nosotros, mejor será la personalización y en esas están, utilizar nuestros datos para conseguir más datos en una rueda de captación que parece no tener límite.
  • Esto podría no ser un problema, ya que voluntariamente has subido tu foto a la App que es gratuita. El problema verdaderamente llega, cuando tampoco confirman si pueden vender esos datos a terceros o no. Esto es, otras empresas con mayor fuerza comercial podrían acceder a tu información personal y aprovechar esta información en sus estrategias de marketing y publicidad.
  • Además, estas fotografías son de gran utilidad para entrenar los algoritmos de reconocimiento facial, que se basan en bases de datos enormes de rostros: anónimos sí, pero muy útiles para que la inteligencia artificial entienda cómo funciona el rostro humano.
  • La inteligencia artificial no es negativa y puede reportarnos muchísimas ventajas a nivel de sanidad, seguridad, optimización de recursos… El problema viene, de nuevo, ante la incertidumbre que nos traen aplicaciones como FaceApp: imagina una empresa de cremas y cosméticos, ¿no les vendría genial conocer cómo evoluciona la piel y los rostros de clientes potenciales? 

FaceApp: Cuál es la moraleja

Todo lo comentado, no dejan de ser suposiciones que surgen ante una falta de claridad por parte de la compañía sobre qué hacen con nuestros datos. Ahora bien, FaceApp es la que ha salido al candelero, pero, ¿hace algo que no hagan las demás? Probablemente no.

La incertidumbre respecto a qué ocurre con nuestros datos es algo que sucede con muchas redes sociales y otros retos virales, acordaos de #10YearChallenge por poner un ejemplo de hace tan sólo unos meses.

Ocurre, que la tecnología evoluciona mucho más rápido de lo que lo hace la legislación que debería de ser quien pusiera límite, al menos legal, a la privacidad, recopilación, uso de datos y otros temas relacionados con Internet.

Por ello, es fundamental el acceso a la información y, sobre todo, la educación y visión crítica en este aspecto. Nos escandalizamos cuando se hace viral que una aplicación utiliza la información que le cedemos con fines indefinidos. Sin embargo, no nos preocupamos cuando le damos un “Sí, quiero” a políticas de privacidad que no leemos de otros cientos de aplicaciones que usamos en nuestro día a día. 

El problema no es dar el “Sí, quiero”, es darlo sin saber a quién ni para qué.

Marta Navarro

Account & Project Manager Smartup

 Francisco Hernán Gómez

Francisco Hernán Gómez

Consultor Inbound Marketing

Ver más artículos de Francisco

  Otros artículos que te interesarán

0 comentarios

Smartup 2019 © Todos los derechos reservados.